El terror de los aficionados y criadores.

Voy a ser breve y conciso con este tema y, como siempre, hablo por mi propia experiencia.
Tanto uno como el otro son parásitos que viven dentro de nuestros peces, en colonias regulares y reducidas (hasta en los peces mas fuertes), a la espera de que el pez se debilite por algún motivo, y es ahí cuando se vuelven fuertes y atacan.

La diferencia morfológica de estos, a simple vista es la siguiente:

Helmintos: son como hilos de coser de color blanco, muy largos.

Hexamitas: son gusanos medio gelatinosos también de color blanco, y si se los observa de cerca, poseen como facetas, es decir, están como divididos en tramos.

Mi experiencia y mis estudios me dicen que 1 de cada 10 peces hexamitados se salva (con las curas tradicionales).

“el pez se pone oscuro deja de comer y pliega sus aletas, cuando esto ocurre hay que retirar al pez a una pecera de cuarentena y medicarlo con Metrodinazol etc… bla bla.” (Esto es extraído de cualquier nota de Internet… cuidado con lo que encuentran.)

Siguiendo estos pasos el pez se muere al poco tiempo.

Entonces, mi conclusión es: si 1 de cada 10 peces se salva… esto no es cura… es suerte… Sería cura si 9 de cada 10 peces se salvaran.
Pensando en estas cosas y probando en mi propio criadero, es donde llego a esta conclusión.

Los dos parásitos existen, entonces ¿Cómo hago para detener los ataques?

1. Estos atacan ante situaciones de estrés, que en muchos casos no podemos controlar.

2. Las situaciones de estrés pueden ser muchas: diferencias de temperatura, la formación de una pareja y los ataques entre individuos, una pequeña y muy frecuente bacteriosis, provocada por algún problema en el agua, o algún otro motivo. Son muchas y muy diversas, ya que cada pecera es un mundo.

Nota. La mayoría de las personas que visitan mi criadero, preguntan casi todos lo mismo: “¿Cómo hacés para que los peces no se asusten y vengan hacia el vidrio?”

Mi respuesta es: son peces que están desparasitados.

Bien: acá va la fórmula simple que yo uso en mi criadero. Es muy conveniente que los discos coman pasta, ¿por qué?. Porque la administración de la droga para desparasitar tendrá que ser por vía oral, con lo cual es 100% efectiva, y no por ósmosis,, cuyo resultado no es realmente efectivo. Entonces, lo que vamos a hacer es desparasitar concientemente ( como sugiere y me aconsejó hace algunos años Gianpiero Bosi ) cada 5 o 6 meses, de la siguiente manera:

– Cuando preparemos la pasta también vamos a preparar pasta medicada, y en las siguientes proporciones. Los peces no notarán el cambio, y así, tendremos colonias de parásitos muy bajas, con lo cual, tendremos peces sanos y fuertes. En el proceso de desparasitación, van a notar quizás un cambio momentáneo en el comportamiento de los animales. He notado que muchos peces que en apariencia estaban bien a partir de la misma cambian su comportamiento, se vuelven asustadizos y tímidos. En casi todos los casos en pocos días se normalizan.

La droga para la hexamita, es el Metrodinazol. La pasta con Metrodinazol no es consumida, a no ser que la proporción de la droga sea muy baja, con lo cual existe otro problema, que la desparasitación se haga eterna, y nadie quiere esto.

Así que, experimenté otros compuestos de drogas y descubrí que hay una droga que tiene un compuesto de Mebendazol con Tinidazol, que actúa en forma efectiva para ambos parásitos, ( helmintos y hexamitas ), y esta pasta tiene mejores resultados. Confieso que cuando percibí esto, yo mismo la probé, y el Metrodinazol tiene un gusto desagradable, así que entiendo que no les guste.

Entonces, ¿por qué no hacer una desparasitación conciente?

Y acá empieza esto que quiero transmitir a todos ustedes. Como creo que el concepto ya esta claro, paso a relatar la fórmula de la desparasitación.

Helmintos, es un parásito que no molesta tanto y mas fácil de controlar o erradicar, la droga es el Mebendazol.

Hexamita, el terror de todos, (el gusano que sale por la cabeza) mas difícil, casi imposible, la droga es el Metrodinazol, que tiene gusto desgradable y los peces no lo comen.

Bien queridos amigos vamos con la fórmula.

Preparamos pasta, la misma de siempre, y le agregamos por cada kg de pasta entre 7 y 10 gr de medicamento (dependiendo el tamaño de los peces, peces grandes (10gr) y juveniles en crecimiento (7gr).
El medicamento es una droga que pueden adquirir en la farmacia, el mismo se llamada Aduar, con un compuesto de 200 mg de Tinidazol, y 200 mg de Mebendazol, con lo cual tenemos en cada pastilla 400 mg de droga, ambas efectivas para los dos parásitos.

¿Cómo fabricamos la pasta medicada?

1. Pesamos la cantidad de pasta que preparamos, supongamos que es 1 kg,

2. A este kg le tenemos que agregar entre 7 y 10 gramos de medicamento, sabiendo que cada pastilla contiene 400 mg vamos a usar 20 pastillas, lo cual nos da un total de 8g, que esta bien igual.

3. Forma de hacerlo: las veinte pastillas las ponemos en una taza de te y le agregamos una cucharada con agua caliente para facilitar su disolución. La pisamos hasta formar una crema que va a ser de color rosa (debido al recubrimiento de la misma) Una vez que logramos esta crema la mezclamos con la pasta hasta que quede una mezcla homogénea, y luego la llevamos al freezer.

Forma de administración:

Un día antes de planificar la desparasitación, dejamos a los peces sin comer (absolutamente nada).

Al día siguiente, les damos pasta medicada en la misma cantidad que siempre, esto lo vamos a hacer durante 4 días.

En el día 5, cambiamos el 70% del agua y no alimentamos.

En el día 6, y durante 4 días más, volvemos a alimentar con pasta medicada.

En el día 11, cambiamos 70% de agua, no alimentamos y volveremos a desparasitar dentro de 5 o 6 meses.

Van a ver que los peces empiezan a desechar parásitos, yo recomiendo al día 7 después de iniciado este proceso hacer una sifoneada, para ir retirando los gusanos muertos o despedidos, así evitamos la auto ingestión y el contagio de los mismos. Terminado este proceso y cumplidos todos los días de desparacitasión, van a notar que los peces cambian su actitud (van a comer con mas ánimo, los que estaban quietos ahora se mueven, las parejas que estaban paradas empiezan a activar, y los que estaban flaquitos empiezan a engordar.)

Este procedimiento se repite cada 5 a 6 meses y así tendremos peces discos como se debe.

Le agradezco a Gianpiero Bosi, que fue quien me dió parte de estos consejos útiles, y espero que hoy también les sirvan a todos

Victor E. Palomeque – Santa Maria Discus.
http://santamariadiscus.com.ar/