Este artículo trata un método simple, cómodo y fiable de realizar cultivos emergidos. Si bien este tema ya ha sido desarrollado con anterioridad, muchos hobbystas desconocen esta forma fácil de conservar plantas acuáticas fuera del acuario.
El método necesita realmente poco cuidado, y es una buena manera de preservar especies cuando nos quedamos sin espacio en el acuario o por cuestiones del montaje debemos deshacernos de alguna especie. De esta forma, podremos tenerla siempre en reserva para disponer de ella en un futuro y, por lo general, bastante poco contaminada de algas.
La cantidad de especies a cultivar por este método es muy extensa, solamente quedan fuera las plantas estrictamente acuáticas tales como Vallisnerias, Elodeas, Aponogetons, Blyxas, etc.

Listado de materiales:

Cultivo emergido

– Botella plástica transparente con su tapa. (en este caso utilicé un botellón de 4 litros pero también pueden utilizarse una botella de 2 l.)

– Punzón.
– Tijera y/o cuchillo.
– Tierra negra.
– Turba.
– Resaca de rio.
– Perlita
 (puede reemplazarse por canto rodado).

Armado del invernadero:

1º Debemos cortar la botella a aproximadamente 10 o 12 cms de su base, separándola en dos partes individuales.

Cultivo emergido

2º Con el punzón caliente perforamos en la parte más alta base y realizamos algunos orificios pequeños para el drenaje. Este paso es importante ya que si bien los cultivos deben mantenerse siempre húmedos, el sustrato nunca debe estar encharcado. Realizar las perforaciones en la parte más alta del fondo de la botella asegura que siempre quede un pequeño reservorio de agua que otorgará humedad a la atmósfera del invernadero.

Cultivo emergido

3º Llenamos el fondo de perlita hasta cubrirlo por completo. (Una capa de uno o dos centímetros)

Cultivo emergido

4º Llenamos la base con 5 a 8 cms (dependiendo las plantas que deseemos poner) de una mezcla de 30% de tierra negra, 30% de turba, 30% de resaca de rió y 10 % de perlita.

Cultivo emergido

5º Humedecemos bien el sustrato.

Cultivo emergido

6º Plantamos la especie en cuestión. En este caso realicé el trasplante de Eleocharis mínima desde un cultivo más pequeño, emergido con anterioridad.

Cultivo emergido

Cultivo emergido

7º Volvemos a regar y encastrar ambas partes de la botella de modo que cierre herméticamente.

Cultivo emergido

8º Llevamos al exterior.

En caso de cultivos realizados con plantas en fase sumergida y retiradas del acuario en forma reciente, el cultivo debe ser colocado por un periodo de aproximadamente dos semanas en un lugar sombreado con un par de horas (máximo) de sol indirecto, para facilitar la adaptación.
En el caso de trasplantes de ejemplares ya emergidos, 4 o 5 días de sombra suelen ser suficientes.

Cultivo emergidoCultivo de Marsilea crenata de 2 meses de emergidas

Cultivo emergidoCultivo de Elocharis minima a partir de un parche de 2 x 2 cms. 2 meses despues.

Cultivo emergidoCultivo de Higrophyla diformis a partir de un solo esqueje. 2 meses de antiguedad. 

Los requerimientos de luz varían según las especies, siendo las tapizantes (Glossostigma, Callichitres, Lilaeopsis, etc.) las que más necesidades presentan (puenden soportar el sol directo del verano por un par de horas).
De todas formas, siempre es conveniente que la iluminación del sol durante esta estación, sea filtrada por una red mosquitera, una media sobra, o dejar los cultivos al abrigo de la sombra de una planta terrestre o algún arbusto que evite que se sobrecalienten los cultivos.
Otras plantas de esquejes y Echinos tienen una necesidad de sol intermedia variando en menor medida según la especie. Las Cryptocorynes, Anubias y los musgos solo necesitan un rato de claridad.
De todas formas, cada aficionado debe ir ajustando la situación dependiendo si las plantas se ponen amarillas y débiles por falta de luz o comienzan a quemarse por exceso de sol.

Cultivo emergidoCryptocorines wendtii, Microsorum pteropus Windelov y musgo de Java (6 meses).

Cultivo emergidoCryptocorine sp. ( 2 meses).

Cultivo emergidoCallichitre deflexa (1 mes)

Durante el invierno, las plantas mas delicadas deben colocarse al interior durante los días mas fríos; sin embargo para mi sorpresa, muchas plantas tales como Glossostigma, Lilaeopsis, Anubias, Callichitre, Echinodorus autóctonas, Hydrocotyles, Hemianthus micranthemoides, etc., soportaron incluso las temperaturas bajo cero invernales (bajo un techo de chapa para protegerlas de las heladas), no así el caso de las Cryptocorynes. Es muy importante que durante esta época del año, reciban sol directo buena parte del día.

Cultivo emergidoEchinodorus tennellus (2 semanas).

Cultivo emergidoLilaeopsis sp.; cultivo realizado con 4 plantulas (1 año).

Riego: Una vez a la semana durante el verano, con fertilizado  de jardín una vez al mes.
En invierno el riego se puede llegar a espaciar hasta con un mes de diferencia.

IMPORTANTE: En estos invernaderos siempre el sustrato debe mantenerse húmedo, no encharcado. Y debe observarse que el agua de riego drene correctamente por el fondo.
Si bien nunca he utilizado el riego en bandeja, estoy seguro que es una alternativa muy viable.