El CO 2 es uno de los 3 componentes (junto con la luz y los nutrientes) que regulan el equilibrio en un plantado. Está normalmente presente en el agua a través del intercambio gaseoso con la superficie y también se produce por la respiración de plantas y animales y por la descomposición de materia orgánica (hojas, comida, heces, etc).

Para los plantados que no son low tech, es casi obligatorio agregar de alguna forma dióxido de carbono para equilibrar la relación con los otros 2 componentes. Para esto en general se satura el medio de gas para que sea aprovechado al máximo por las plantas. Para plantados de bajos requerimientos (low tech) no es crítico agregarlo, ya que como mencionamos antes, está presente en forma natural en el agua. En estos acuarios, las plantas tienen un ritmo de crecimiento más pausado, por lo que requieren menos volumen del mismo y suele ser suficiente sin necesidad de agregar.

Hay dos formas de agregar CO 2 :

Producción propia:
– Levadura
– Grafito
– Pastillas

Agregado x garrafa:
– Válvulas aguja
– Solenoide

 

 

Levadura

El más común de producción casera es el gas generado por levaduras. Estos microorganismos producen CO 2 a partir de la descomposición del azúcar en un medio acuoso. Es el método más económico y simple ya que lo único que se necesita es uno o varios recipientes herméticos, mangueras y llaves de paso, además de las mencionadas levaduras, azúcar y agua.

La desventaja que tiene este método es que no tiene una producción estable y hay que sacudirlo cada tanto para que los microorganismos entren en contacto con todo el azúcar disuelto en el agua. Otra desventaja es que son seres vivos por lo tanto pueden morir si no tienen suficiente alimento o si hay demasiado alcohol (uno de los productos de la descomposición del azúcar) por lo que cada cierto tiempo se requiere un reseteo del mismo. Es recomendable colocar válvulas anti-retorno en las mangueras al igual que un decantador (puede ser un segundo recipiente) a fin de evitar que la mezcla termine en nuestras peceras. Una buena idea es disponer de algún método de control del flujo gaseoso (como ser llaves de paso) y también asegurar la estanqueidad de los recipientes y mangueras, ya que a la más mínima perdida, nuestro producto tan preciado terminará en la atmósfera en lugar de la pecera.

Receta básica, hay infinidad de variaciones pero la más simple es esta para una botella de 2L.

– Levadura Viva (no polvo químico) 1 cuchara
– Azúcar 100gr (aproximadamente unas 6-7 cucharas soperas)
– Agua tibia (no hirviendo porque mata a las levaduras) ¾ de la botella

Se disuelve la levadura en una taza de agua tibia. Se mezcla el azúcar con el agua restante y se coloca en el recipiente contenedor. Se agrega la levadura y se cierra firmemente el envase. En un par de horas comenzará a producir CO 2 .
Esta fórmula tiene una duración de un par de semanas y cuando se estanca la producción hay que mover un poco la botella. Pasado este tiempo generalmente no queda más azúcar que convertir en la mezcla por lo que se puede agregar más o bien resetear todo el conjunto. Algunos usuarios han logrado estabilizar la producción de CO 2 y extender el tiempo de generación de gas haciendo diversas modificaciones a la fórmula original (como agregando gelatinas, más azúcar, bicarbonato de sodio, etc).

Como mencionamos, esta es la fórmula más básica y la que está 100% probada.

A tener en cuenta:

  • La o las botellas que componen el conjunto deben estar por debajo del nivel del acuario y ser absolutamente estancas, para que el gas suba por las mangueras por diferencia de presión.
  • Se recomienda válvulas anti-retorno para evitar que el agua de la pecera termine en nuestras botellas.
  • Es útil poner un segundo recipiente entre el generador de CO 2 (el que tiene el agua, azúcar y levaduras) y el acuario, esto lo vamos a usar de decantador, como se ve en la imagen. Sirve para evitar que la mezcla de azúcar termine en el acuario.
  • Para una mejor difusión del gas, se puede usar una piedra porosa (como las que vienen para los aireadores).
  • Como mencionamos antes, se pueden agregar llaves de paso para regular el flujo de dióxido a la columna de agua.
  • Este método da una producción baja de gas, pero útil para acuarios pequeños y plantas sin demasiados requisitos. Para acuarios grandes se recomienda agregar CO 2 de garrafa.

Las diferencias entre la levadura y el polvo o levadura química es que la primera es un microorganismo que se alimenta de la oxidación del azúcar mientras que el segundo es una reacción química. Ambas producen CO 2 , pero la primera al estar viva, puede crecer, expandirse y también morir si se dan las condiciones apropiadas. También se diferencian en la conversión
de azúcar => alcohol ya que es paulatina según la disponibilidad del azúcar y el tamaño de la colonia de levaduras, mientras que con el polvo químico, la conversión es inmediata apenas se colocan los reactivos en contacto y se supera la energía de activación de la reacción.

Electrólisis

Se puede generar CO 2 también por electrólisis, normalmente usando grafito (carbono puro), un tubo de acero inoxidable y una fuente variable, aunque es algo más complicado de hacer. Vienen dispositivos comerciales que hacen la electrolisis dentro, aunque son bastante caros y poco efectivos. Con muchas ganas y algo de paciencia se puede hacer un reactor aceptable a
base de electrólisis.
Básicamente hay que conseguir un tubo de cualquier medida de acero inoxidable, al que taparle ambos extremos con corcho. Al tubo le soldaremos la entrada negativa de la fuente y agregaremos al corcho una salida para el gas generado. Luego  conseguiremos una barra de grafito (preferentemente las que se usan para soldar) en ella ira el positivo de la salida de la
fuente. El grafito va dentro del tubo, sin tocarse. Entre medio de ambos va agua destilada. Se conecta la fuente y a través de una reacción REDOX se produce H 2 , O 2 y CO 2 .El voltaje de la fuente es lo que regulará la producción de gases y la duración del grafito, ya que se consume con el tiempo.

Ventajas
– Pequeño y simple.
– Se puede controlar con un timer.
– Económico (si bien es algo difícil de conseguir, el grafito no es caro, al igual que una
fuente).
– Recargable fácilmente (solo se cambia la barra de grafito)

Desventajas
– Dudosa eficiencia (de los modelos comerciales baratos)
– Para conseguir que funcione de forma aceptable hay que ser paciente y darse maña.
– Mantenimiento: limpieza de un residuo salino (en caso de tener agua dura o no usar agua destilada) que se forma alrededor del grafito.

Pastillas

Similar a la levadura química o polvo para hornear pero tienen un retardador de reacción a fin de que la liberación de gas sea estable y prolongada. Básicamente los químicos de la pastilla reaccionan al mojarse (por lo que no hace falta agregar azúcar) y generan CO 2 y un producto inerte como desecho de la reacción.
Son útiles para salir del paso y muy simple de usar (sola mente se tira la pastilla al agua), aunque son bastante caras y pueden saturar el agua de un acuario chico en poco tiempo si se sobre-dosifica. Recomendadas para acuarios chicos o medianos con pocos requerimientos.

CO 2 Agregado

La diferencia principal con los métodos anteriores es que no producimos CO 2, lo ingresamos puro, sin productos de desecho ni reacciones involucradas. Es el método más eficiente en relación costo/beneficio, ya que si bien la inversión inicial es alta
prácticamente no tiene desgaste o mantenimiento más que recargar la garrafa al agotarse. Se puede controlar fácilmente su caudal a través de una válvula aguja y es recomendable el agregado de un solenoide NC (normalmente cerrado).

La principal contra como mencionamos anteriormente es que debemos disponer de una válvula especial reguladora CO 2 para plantados (también hay para cervezas y demás pero no nos sirven) y una garrafa (de cualquier tamaño). La principal ventaja es que una vez cargada la garrafa y regulada la válvula dura meses (según el tamaño de la garrafa y el caudal de CO 2
liberado) hasta agotarse, siendo la recarga de CO 2 muy barata.
La válvula abierta constantemente logra disminuir ligeramente el pH y la dureza del agua, a la vez que logra una mejor estabilidad de parámetros que con aportes irregulares o discontinuos de CO 2 . Al estar abierta las 24hs debe dosificarse al mínimo para evitar saturar la columna de agua en acuarios con poco movimiento o que no tengan un buen intercambio gaseoso.
A esta válvula puede agregársele un solenoide NC (o a veces viene ya incorporado en la válvula).

Un solenoide es un interruptor que funciona con un electroimán y viene de 2 tipos:

NA (normalmente abierto) y NC (normalmente cerrado).

NA (normalmente abierto) y NC (normalmente cerrado) según lo que suceda cuando se corte la corriente eléctrica que mantiene el electroimán funcionando. Al tener un solenoide adosado a nuestra válvula, podemos agregarle al mismo un timer para permitir que se inyecte gas solamente durante una cantidad de horas definidas o que corte suministro en caso de un corte de luz. Esto posibilita que nuestras recargas duren más tiempo y que durante el tiempo que aditemos CO 2 podamos lograr una concentración mucho mayor sin demasiado peligro de saturación.

Fotos: internet