Nuevos Atlas del CRoA

"NUEVO" Construcción Fondo 3D Casero (con menos de $ 100!!)
Hernán Marcelo Chinellato 

 

Materiales

- Plancha de polyfan (*)

- Silicona neutra sin antihongos

- Pintura acrílica al agua de buena marca (varios colores). Se usa para pintar juguetes, platos, vajillas y todo tipo de cosas de uso habitual por su nula toxicidad y durabilidad.

(*) Poliestireno extruído (diferente de poliestireno expandido o "telgopor"). Se usa como aislante en la construcción, para hacer molduras decorativas y letras corpóreas.

La plancha estandar grande mide 1,20 de largo por 0,60 de ancho pero se puede adquirir por trozos.

Este material es excelente para este brico ya que, además de ser aislante térmico, impermeable, indeformable, limpio y pintable, es sumamente fácil de tallar porque, a diferencia del telgopor, no desprende las molestas "pelotitas" que tanto cuesta juntar y los cortes con la trincheta son "limpios", en el sentido de que no se desprende a pedazos. Además, es más "duro" frente al calor y no se "achicharra" al menor contacto, dejando resultados muy interesantes.

Herramientas

- Trincheta con hojas nuevas

- Lija fina con taco.

- Cinta métrica o regla larga

- Marcador indeleble de punta fina

- Soplete de gas butano (o encendedor en su defecto)

- Pinceles de diferentes medidas

- Un pedacito de goma espuma

- Mucha maña, imaginación y sobre todo, orden, seguridad y limpieza.

- Recipientes para diluir pintura y agua

Pasos a seguir

1) Cortado de la plancha a la medida del acuario: cortar con la trincheta el trozo de polyfan a utilizar, valiéndose de una regla para asegurar un corte recto. Hay tener la precaución de dejar 1 a 2 mm aproximadamente entre los laterales y la base del acuario para que en ese espacio pueda ingresar la silicona que sellará el material contra el vidrio.

Lo recomendable es medir el interior del acuario y cortar el polyfan a dicha medida, para luego ir lijando los bordes hasta que la plancha entre con facilidad dejando suficiente espacio para sellar las uniones con silicona (para comprobar que dejamos el espacio adecuado, la plancha debería poder moverse levemente de lado a lado y de arriba hacia abajo)

Sugerencia para el corte: marcar y cortar la plancha por ambos lados, para facilitar el trabajo, y acabar con lija y taco.

 

2) Diseño del fondo: dibujar en 2 dimensiones el diseño que se quiere tallar, utilizando el fibrón indeleble. Para tener referencia de la profundidad, ayuda mucho también dibujar sobre los laterales de la plancha.

En este punto hay que tener la precaución de estimar qué altura tendrá el sustrato porque no tiene mucho sentido tallar la parte inferior de la plancha, si ésta estará cubierta (*). Lo ideal es dejar la plancha lisa (sin tallar) hasta 1 o 2 cm por debajo del nivel que ocupará el sustrato, para que el resultado sea más "natural".

 

3) Tallado del fondo: comenzar a tallar el diseño con la trincheta, teniendo la precaución de no dejar tajos profundos en el material ( ya que al pasar el soplete el material se contrae y se notan ) y por supuesto, de no cortarse un dedo. Se pueden utilizar guantes anti-cortes con malla de acero, son algo incómodos pero las manos lo agradecen.

Acá todo depende de la maña y la imaginación de cada uno. Cuando se trata de cortes redondeados (como por ejemplo las raíces), hay que proceder con pequeños cortes variando levemente el ángulo de la hoja de la trincheta. Como dije antes, lo bueno del polyfan, es que se deja cortar fácilmente si la hoja es nueva, y no se desgarra, y los cortes pueden ser tan finos como nos dé el pulso.

Para cortes profundos, y donde es difícil hacer doblar la hoja, se pueden hacer varios cortes seguidos y luego "quebrar" las "rodajas" que quedan con el mango de metal de una cuchara o un destornillador.

 

Cuando se quiere hacer piezas más "anchas" que el propio espesor de la plancha (como por ejemplo raices grandes), se pueden construir aparte y pegar posteriormente con silicona, tal como muestra la foto siguiente.

 

Siempre hay que tener en cuenta que todas las ranuras, huecos, depresiones y demás tallados serán levemente más grandes o profundas al pasarles el soplete, por la contracción del material con el calor.

No hay que preocuparse si quedan superficies desprolijas, rayadas o mal cortadas, ya que se corregirán con los pasos siguientes.

4) Limpieza de partículas: una vez terminado el tallado, asegurarse de que no quedan trozos pequeños del material sueltos o mal cortados, ya que cuando usemos el soplete se pueden desprender y quemar la ropa, la mano o la cara (ni hablar de que si quedan trozos podrían ser comidos por los peces).

Para sacar estos rezagos, usar los dedos, una cuchara, una lija y lo que no se nos ocurra. La limpieza está terminada cuando golpeamos la plancha tallada contra la mesa por la cara tallada y no cae ninguna partícula de material suelto.

 

5) Acabado: para esto usaremos el soplete a temperatura media. Esto se debe hacer con mucho cuidado para no dañar el trabajo de tallado. Si no tenemos soplete, se puede usar un encendedor pero lleva más tiempo y más dedos quemados.

En las superficies lisas (por ejemplo, la que corresponde a la cara original de la plancha) el calor leve de la llama solo "texturiza" el material pero no lo contrae, pero si se acerca mucho la llama, ésta genera depresiones o pozos que quedan no quedan estétitcamente bien (además de endurecer el material y tapar la porosidad propia del mismo)

En las superficies talladas, por el contrario, la llama quema y contrae mucho el material, ya que el fuego entra en contacto con el gas y el aire contenidos en la estructura interior de la plancha. Por eso hay que acercar la llama con cuidado, haciendo movimientos circulares y en vaivén ( recordar aquí lo mencionado en el punto 3 sobre no dejar tajos en el material )

 

 

Al igual que en el punto 4, asegurarse de que no queda ninguna partícula suelta que pueda ser ingerida por los peces. En este caso es más fácil porque cualquier partícula suelta que hubiera quedado ahora es sólida y se quiebra con facilidad, así que se puede quitar pasando los dedos.

El fondo presentado y sin pintar, quedaría más o menos así:

6) Pintura: preparar un color de pintura acrílica al agua levemente diluída para utilizar como base y aplicarla generosamente con pincel tratando de tapar todo hueco o agujero que quede en el material. Pasar 2 manos si es necesario. Se recomienda una de buena marca que diga específicamente "No tóxica" o "hecha con componentes naturales". Una vez SECA te podés pasar el día entero tratando de sacarla, ya que no solo se vuelve insoluble en agua sino que además resiste rayaduras, roces y todo tipo de erosiones (la pintura no se quita ni con mortimer)

En este caso utilicé un color "tierra siena natural" como base, para simular un fondo arenoso-arcilloso.

Es muy importante NO pintar los laterales, la base ni la parte trasera de la plancha ya que de lo contrario la silicona no pegará.

Para las piedras se puede utilizar un verde musgo levemente oscurecido, o gris oscuro, y para las raíces, un "marrón tierra tostada".

 Los acabados finales para darle realismo, se hacen con diferentes colores (principalmente claros) usando una técnica de esponjado, que consiste en humedecer la esponja en la pintura y aplicarla sobre la superficie con sucesivos toques (sin presión) hasta lograr el efecto deseado. Esto se debe hacer cuando la pintura de base está seca, de lo contrario se corre.

7) Pegado: una vez seca la pintura (lo ideal es una 1 semana en lugar bien ventilado), pegar con silicona en el acuario (previamente limpio y seco).

Para esto poner cordones de silicona "ondulados" en la parte de atrás de la plancha y en los laterales y la parte inferior. Dejar secar 24 hs. y luego sellar todos los espacios que queden entre la plancha y el vidrio con la pistola de silicona, alisando los bordes con el dedo envuelto en una bolsa y detergente (para evitar que se pegue en el dedo). Dejar secar entre 48 y 72 hs antes de echar agua.

Después de este período, probar la hermeticidad de la plancha llenando el acuario con agua. Si se verifica el colado de algunas gotas por alguno de los sitios, vaciar la pecera, secar, sellar y repetir los pasos hasta que quede completamente aislado (cualquier gota de agua presente en el espacio libre podría despegar con el tiempo los materiales, o pudrirse, generando mal olor)

 

8) Armar el acuario y a disfrutar de tu fondo 3D personalizado y por menos de $ 100 (U$S 25)!

Hernán Marcelo Chinellato

Rosario, Santa Fe

Argentina

Autor: Hernán Marcelo Chinellato.
Transporte Rosario Cargas