Joamar - Juegos y Juguetes

Inicio al Acuario Plantado - Generalidades (parte I)
Fernando Muñoz. Rosario, Santa Fe, Argentina. 

Inicio al Acuario Plantado - Generalidades (parte I)

Introducción

En la actualidad, cada día son más las personas, en nuestro país; que sienten un especial interés por el mantenimiento de las plantas acuáticas tanto en acuarios plantados como en estanques.
Si bien, el concepto del acuario plantado fue en cierta forma olvidado o desplazado, durante cierto tiempo, por el acuario especifico; hoy este sistema vuelve a resurgir con mucha fuerza y peso en el mundo acuarístico.


Foto: Marco*

En realidad la utilización de plantas en los acuarios es un concepto tan viejo como el acuarismo mismo (Desde la época victoriana se pueden observar grabados de acuarios donde los peces coexistían con distintos tipos de plantas acuáticas y palustres)..
Por cierto, desde ese tiempo a esta parte, el acuarismo ha evolucionado muchísimo superándose tanto en el ámbito tecnológico, como cognoscitivo; y los acuarios plantados no fueron la excepción a la regla.
Durante los 80s vimos una revolución, en el tema plantas, con el nacimiento del sistema Dupla y la aplicación de la estética Holandesa, mientras que en nuestro país muchos comercios estimulaban al acuarista a comprar "plantas artificiales",
En los ´90s nos vimos fascinados por la aparición de un acuarista japonés, que llevó casi a la perfección el impacto estético del acuario plantado.
Aunque; en Argentina; cada vez se va popularizando más esta especialidad; para aquel que comienza, aún hoy en día, se encuentra muchas dificultades difíciles de sortear.

El primer obstáculo es la falta disponibilidad de variedades de plantas en los negocios relacionados al hobby donde solo se interesan poner a la venta, plantas que por su poca problemática permitan ser "mantenidas" hasta el momento en que algún interesado se decida a comprarla. Permítanme decirles, aunque sea obvio, que esto reduce enormemente la cantidad de especies que el acuarista puede conseguir.
Si, por ejemplo, proyectáramos esta situación a la del mercado de peces, le preguntaría al lectorlo siguiente: ...¿que pasaría si un aficionado luego de haber mantenido los mismos peces, durante un determinado periodo de tiempo, se aburre de éstos y decide renovar su plantel para percatarse que en todos los acuarios solo se vende Carassius, Lebistes, Platys, y Mollies? ... seguramente, ésta persona, se buscaría otro hobby un poco menos monótono.
Permítanme decirles que esta es la principal causa del escaso desarrollo de esta especialidad del acuarismo en Argentina son los comercios (en especial los dedicados a la importación) ya que a nivel comercial, valga la redundancia, son contados con los dedos de una mano los comerciantes que dan a conocer al público lo que esta parte del hobby es capaz de ofrecer.


Foto: Rafael Pereyro*

De todas formas, a los aficionados interesados en el tema, les aconsejo que no se desanimen ya que mucha gente en las Asociaciones y en forma particular que está trabajando para que esta situación cambie, solo hace falta un poco de paciencia.
Mientras tanto les comento que se pueden armar con las plantas disponibles y un poco de imaginación, acuarios estéticamente maravillosos.

El segundo problema es el de mantener vivas las plantas adquiridas. Como sugerí antes, en este caso el acuarista se enfrenta a la "falta de asesoramiento" y a la imposibilidad de conseguir los elementos necesarios para el soporte de las plantas adquiridas. Después de un tiempo, cuando las plantas finalmente mueren; el resultado final de la ecuación es que el acuarista se aburra de tantas frustraciones y termine desistiendo de la idea de tener un bonito acuario plantado, tal como lo vio en Internet o en algún libro, en su hogar.

Otra de las dificultades es la falta de información adaptada a las las necesidades del acuarista argentino, como muchos sabemos la mayoría de la información disponible en Internet, proviene de países tales como EE.UU., Alemania, Japón, etc.; donde esta parte del hobby está muy desarrollada y donde cualquier tipo de accesorios, sustratos, fertilizantes, y tecnología de iluminación son de obtención normal en los acuarios comerciales a precios moderadamente accesibles, por lo que muchas de las cosas aconsejadas por los artículos en la web dejan con la boca abierta a los desorientados lectores de nuestro país y otros sitios de Latinoamérica, que se encuentran en un callejón sin salida sin saber donde conseguir el tecnificado conjunto para mantener con vida a sus plantas...!!! A estas otras personas les pido que no se desesperen pues siempre se pueden encontrar alternativas!!!.

En esta serie de artículos intentaré describir en forma sencilla y práctica los principios básicos para el mantenimiento de los acuarios plantados ... espero sinceramente poder aportarles un poco de simpleza al tema y algo de claridad al aficionado y lograr se decida a armar un acuario de este tipo. De esta forma verá que con un poco de paciencia y ganas se trata de uno de las especialidades más gratificantes y estéticas del acuarismo.


Foto: Carlos Ziok*

DIFERENCIAS ENTRE EL ACUARIO ORDINARIO Y EL ACUARIO PLANTADO

Como primer paso debemos establecer algunas diferencias entre el acuario plantado y el acuario común.
Por lo general los que se sumergen en el mundo del acuario plantado ya poseen cierta experiencia en los acuarios ordinarios. Por lo que, muchas veces, cometen el error de asumir que los todos principios aprendidos se aplican de la misma forma en ambos sistemas.
El darse cuenta por si solo de la falla de este criterio, puede llevar tiempo y fracasos a la persona que se inicia en el tema por lo que me parece necesario dejar asentadas las principales discrepancias:


Foto: Rafael Pereyro*

1º diferencia: La perspectiva. En el acuario tradicional, las plantas cumplen un papel secundario, su función es meramente decorativa proporcionando algo de naturalidad al medio; en cambio, en un acuario plantado las plantas dominan en número y estética el entorno ocupando un sitio prioritario siendo los peces los que agregan estética y vivacidad al conjunto.

2º diferencia: El sustrato. Los acuarios tradicionales utilizan lo que se denomina "sustratos inertes".

Los sustratos de un acuario común consta solo de canto rodado, gravilla, arena, cuarzo, cuarzo de colores, etc. Por lo general, el tamaño la forma y el color, si bien, deberían cumplir una función especifica; muchas veces terminan siendo elegidos según la preferencia del aficionado o la disponibilidad del vendedor.
En cambio los acuarios plantados utilizan "sustratos nutritivos". Se debe utilizar una capa de por lo menos una pulgada de un material nutritivo por debajo de uno, dos, tres centímetros o más de graba con una granulometría de 1 a 3 mm.
El utilizar éste tipo de granulometría, es importantísimo, ya permite un mejor desarrollo de las raíces que los de gránulos más gruesos.

3º diferencia: Filtración. En los acuarios típicos, es de uso habitual y casi obligado, la utilización del filtro de placas biológicas.
En los acuarios plantados la necesidad de un "sustrato nutritivo", tal como la tierra negra, la laterita, la fluorita, arcilla, etc., hacen que el uso de este tipo de filtro sea una práctica contraproducente y aberrante.
Esta noción suele poner los pelos de punta a un acuarista tradicional con muchos años en el hobby, ya que el solo imaginar un acuario sin filtro de placas (sumado a la utilización de materiales que pueden con facilidad enturbiar el agua si son mal manejados), concibe que el resultado final de ésta ecuación, será una pecera con un agua cenagosa y con una proliferación de bacterias anaerobias del tamaño de una Corydora o algún otro pez.
Cuando las cosas se hacen correctamente, la realidad es muy, pero muy distinta. Jamás en mi vida he tenido en mis acuarios normales aguas tan cristalinas y brillantes como la que tengo en mis acuarios plantados.
La utilización de otros tipos de sistemas de filtración biológica, puede llegar a ser redundante, ya que hoy se sabe que la fuente preferida de nitrógeno de las plantas es el NH3/NH4+ (amoniaco / amonio) y no, los nitratos como se daba por sentado en el pasado. Por lo que, el filtro biológico entra en competencia con las plantas por la disponibilidad del NH3/NH4+ y mientras el resultado final de la nitrificación es la producción de nitritos; el proceso de consumo del NH3/NH4+, por parte de las plantas, es mas completo y eficiente.

4º diferencia: Aireación. Comúnmente se utilizan piedras difusoras para airear u oxigenar la pecera, agitando la superficie del agua ... y la consigna del acuario normal es, que mientras más se agite mejor.
En el caso de los acuarios plantados el uso de elementos que provoquen una agitación "desmedida" de la superficie; como las barras de spray de retorno de un filtro canasta o botella por arriba del nivel del agua, filtros de cascada cayendo desde gran altura, salidas de aireadores muy abiertas, etc; pueden llegar a ser perjudiciales ya que ocasionan la perdida de CO2 de la columna de agua.

5º diferencia: La inyección de co2. ¡Otro tema escabroso!... El solo escuchar la palabra CO2, hace de un acuarista tradicional tiemble de miedo. Seguramente si a alguien con experiencia en mantener peces se le comentara de la necesidad de inyectar CO2 al acuario con plantas pensaría lo siguiente: - "Estos tipos están locos, en todos los libros dicen CO2 es algo que hay que eliminar del agua de la pecera, no inyectarlo...esto es algo básico que todo acuarista sabe...vuélvame a repetir...¿Inyectar CO2?...puff...NO PUEDE SER".-
Ahora bien, ¿por qué el acuario plantado rompe con este dogmatismo?.... Es muy simple, solo tenemos que recordar nuestro paso por el colegio primario donde se nos enseñó que las plantas absorbían CO2 del medio ambiente y producían oxigeno a cambio.
En el acuario plantado, ésto es de aplicación práctica. La inyección de CO2 es aconsejable, si es que se desea obtener un crecimiento rápido, cuando se supera los 0,5 watts de iluminación por litro de volumen de agua del acuario. Y mientras más luz y plantas coloquemos, mayor será el requerimiento de éstas por dicho compuesto y mejor debe ser su disolución en la columna de agua.
Cuando se inyecta la concentración correcta de CO2, las plantas comenzarán a producir oxigeno al punto de saturar el agua acuario con O2. Cuando esto ocurre puede observarse un fenómeno denominado "perlado" donde, brotan pequeñas burbujas de las plantas, de forma similar al burbujeo del champagne.


Foto: Marco*

6º diferencia: la luz. La iluminación en el acuario promedio es necesaria para solo poder ver los peces y si es posible resaltar los colores de éstos.
En el acuario plantado la iluminación juega un papel preponderante y debe ser adecuada tanto en cantidad como en calidad del espectro para las necesidades de las plantas.
Para los que quieran investigar más sobre el tema, les recomiendo el artículo
"Iluminación del acuario plantado" escrito por el Sr. Néstor Groel, el cual es más que suficiente para satisfacer vuestras necesidades sobre el tema.

7º diferencia: el mantenimiento. Ambos sistemas coinciden en la necesidad de realizar cambios parciales de agua, la diferencia que existe entre ambos se da en la "forma" de realizar estos cambios.
En los acuarios tradicionales es común el uso de sifoneadores de graba; elementos que no se deben utilizar en el acuario plantado.
En éste, el sifonéo de debe realizar por arriba de la graba o a lo sumo, si es que las plantas lo permiten, removerla de manera muy superficial, ya que el batido de la graba a profundidad (como se haría en un acuario ordinario) desencadenaría en un daño en el sistema radicular de las plantas y en un desastre en la calidad del agua.
Es común que se utilice un pHchímetro para monitorear el pH en el agua en los acuarios normales, mientras que en los plantados; es necesario tener también un medidor de dureza de carbonatos (KH )y si es posible otro para testear la concentración de nitratos y fosfatos en el agua ya que lecturas muy altas desencadenaría en una explosión de algas o la muerte de plantas mas delicadas.
Como tercer punto, en los acuarios plantados hay que tener cuidado a la hora de medicar a los peces, ya que algunos medicamentos y sobre todo los que son a base de cobre, pueden ser muy dañinos para las plantas, para evitar esta situación se debe hacer énfasis en la practica de cuarentenar los peces recién adquiridos antes de colocarlos en el acuario. El uso de los alguicídas, disponibles en nuestro país, no es recomendable ya que estos no solo son capaces de exterminar las algas (si es que se consigue uno de buena calidad), sino también de acabar con las plantas.


Foto: Marco*

8º diferencia: La estabilización. En un acuario plantado el ciclado o la estabilización es distinta y mas lenta que en un acuario normal. Con esto no me refiero a que hay que esperar varios meses antes de colocar los peces, de hecho autores como Diana Walstald, colocan los peces sin problemas el mismo día o al día siguiente de armada la pecera, con un margen de seguridad importante. Es más, yo mismo he probado esta técnica en el armado de un acuario con sustrato de tierra, sin tener ninguna baja ni indicio de enfermedad; aún entre peces relativamente sensibles como Labeos y Botias (de todas formas no es una practica que aconseje a aquel que arma por primera vez un acuario).
Con el termino estabilización me refiero a un nivel de equilibrio que alcanza el sistema luego de varios meses en donde el sustrato se estabiliza, las plantas crecen con mayor rapidez, y de una manera mas estable y sostenida y donde las algas ya no representan un problema de competencia para éstas. Obviamente esto no significa que el acuarista espere sentado hasta que la estabilización se lleve a cabo, sino que deberá ayudar a sus plantas a que soporten de la mejor manera posible el período de inestabilidad que deberán atravesar, antes de que el sistema se equilibre.

 

SISTEMAS DE ALTA TECNOLOGÍA Y SISTEMAS DE BAJA TECNOLOGIA.

Antes de establecer las diferencias básicas entre ambos sistemas, les propongo un ejercicio sencillo. Para esto voy a citar el ejemplo práctico dado por la Sra. Alesia Benedict:

Tome una hoja y sepárela en dos columnas mediante una raya. En una columna coloque como título "Baja tecnología" haga lo mismo en la otra columna pero con el titulo "Alta tecnología", luego proceda de la siguiente manera.
- Si Ud. desea un acuario a modo de Takashi Amano o un Acuarios Holandés. Haga una cruz en alta tecnología.
- Si lo que desea es que sus plantas tengan un crecimiento rápido. Haga una cruz en alta tecnología. Si es una persona paciente y ésto no tiene importancia para Ud. coloque una cruz en Baja tecnología.
- Si Ud. no dispone de por lo menos dos horas semanales para realizar tareas de mantenimiento en el acuario. Haga una cruz en baja tecnología. Si Ud. disfruta de esta tarea aceptándolo como parte de su hobby coloque una cruz en Alta tecnología.
- Si Ud. no dispone de otra hora extra para realizar tareas de poda y replantado. Haga una cruz en baja tecnología, sino marque en la columna contraria.
- Si Ud. no desea invertir demasiado dinero en el armado del acuario o en su mantenimiento. Haga una cruz en baja tecnología.
Si el dinero no es su problema, marque en Alta tecnología
- Si a Ud. le fascinan las plantas con hojas de color rojo. Haga una cruz en alta tecnología. (Las plantas rojas pueden cultivarse en un sistema de baja tecnología pero es algo que debe dejarse para aficionados experimentados), en caso contrario ya sabe que donde marcar.
- Si no dispone o no consigue un fertilizante fiable como para acompañar las necesidades un crecimiento rápido de las plantas. Haga una cruz en baja tecnología, sino... bueno....ya sabe.
Una vez terminado ésto, fíjese en la hoja y vea cual de ambos sistemas se ajusta a sus necesidades. En base a esto tendrá un mejor panorama sobre cual elegir.


Foto: Marco*

La literatura acuarística, en términos generales, habla de dos tipos de sistemas de soporte para los "Jardines acuáticos" o "Acuarios plantados".
El primero es el de "baja tecnología" (low tech), o de "equilibrios estables" o también denominado "sistema natural" (si bien se trata de una apreciación personal, este último término no me agrada ya que me parece relativo e incluso puede llegar a ser confuso para el iniciado, debido a que a veces en Internet encontramos ambos sistemas bajo este nombre).
Su principio es una mayor simpleza, un menor costo en equipamiento, un menor nivel de mantenimiento, y "supuestamente" una mayor facilidad para el que recién se inicia.
Por lo general este sistema promueve el uso de iluminación natural indirecta (a través de una ventana) complementada con luz artificial, poco o nada de filtración más que la proporcionada por las plantas, y la utilización de una capa de dos o tres centímetros de tierra (u otro material), por debajo de la gravilla como sustrato nutritivo, sin un aporte de fertilización de micronutrientes externa más que el sobrante de alimento y los desechos de los peces. En estos tipos de acuarios al no haber inyección de CO2, se estimula a que las plantas alcancen la " ventaja aérea", lo que es permitir que las crezcan emergiendo de la superficie del agua para lograr una mayor disponibilidad del CO2 del aire atmosférico.
Con respecto al mantenimiento encontramos dos tendencias: la primera mantener muy pocos peces y no realizar cambios parciales de agua, dejando que se acumulen ciertas sustancias liberadas por las plantas, denominadas aleloquímicos, los cuales cumplen un papel defensivo contra la invasión de las algas y otros seres. Lamentablemente, en ciertos casos puntuales, esta respuesta pueda llegar a ser inespecífica, pudiendo terminar con el predominio de una o dos especies de plantas por sobre las demás. La segunda es mantener un numero mayor de peces y realizar cambios parciales para evitar que los fosfatos y compuestos nitrogenados, tales los nitritos y los nitratos, excedan la purificación realizada por las plantas y se acumulen en exceso.
El segundo sistema es el de "alta tecnología" (high-tech) o "de equilibrios inestables". La diferencia principal con el anterior es el aporte externo de CO2 a través de un sistema presurizado, además a esto se le puede sumar una mayor aporte de iluminación artificial con un espectro luz balanceado, el sistema de filtración, el uso de sustratos ricos en hierro como la laterita, de cables calefactores por debajo del sustrato (sistema Dupla), el aporte de fertilizantes, por una poda compulsiva de las plantas, y profusos de agua.

Dentro de este segundo sistema encontramos dos "estilos": el estilo Holandés y el estilo natural de Amano (o sistema ADA).
El diseño del acuario Holandés es más estructurado, donde hay un elevadísimo numero de especies de plantas conviviendo en una arquitectura casi perfecta, y cada especie ocupa su lugar, en espacios limitados; en base al contraste que ocasiona; en forma y color, con sus vecinas.
En el sistema Amano, la composición es mas libre y no intenta recrear "el jardín perfecto" como lo hace el estilo holandés, sino que intenta copiar de un paisaje acuático o terrestre, tratando de ofrecer al observador una sensación de espacio, armonía y calma muchas veces a modo del zen.
Por último, talvez, podría mencionarse, un tercer sistema "el de tecnología media" en el cual se combinan conceptos de ambos sistemas con la intención de disminuir la utilización de alta tecnología y, por ende, el gasto excesivo de dinero; eliminando el uso de los cables calefactores de fondo y el sistema de CO2 presurizado; siendo remplazado este ultimo por un sistema de generación de CO2 casero como es el caso del
generador de CO2 de levadura.

 

* Agradecemos las fotografías cedidas por Marco, Rafael Pereiro y Carlos Ziok; moderadores del panel de mensajes de www.drpez.com

Autor: Fernando Muñoz. Rosario, Santa Fe, Argentina..
Ichthys Argentina